Conoce al pequeño Toyota Aqua

Tiempo de lectura: 5 minutos

Redacción

Con el objetivo de lograr la neutralidad de carbono, Toyota ha estado fabricando automóviles cada vez mejores basándose en el concepto de “introducir vehículos sostenibles prácticamente en el mercado”.

Como parte de este proceso, el Aqua de primera generación cobró vida en la planta de Iwate de Toyota Motor East Japan, Inc. (en ese entonces, Kanto Auto Works, Ltd.) en 2011, el año del Gran Terremoto del Este de Japón.

Con el deseo de aumentar en gran medida la familiaridad con los vehículos híbridos, así como en la búsqueda de “crear un automóvil compacto durante los próximos 10 años”, el Aqua combinó la excelente practicidad de un automóvil compacto con la excelente eficiencia de combustible y el silencio de un híbrido eléctrico.

El nuevo Aqua hereda y refina los roles asumidos por su predecesor y, en la búsqueda de una vez más “crear un automóvil compacto para los próximos 10 años”, además de un conjunto de características diseñadas para permitir a los clientes conducir sus vehículos cada día con alegría, seguridad, tranquilidad y comodidad, también presume de un desempeño ambiental superior.

 

 

Tecnologías de batería innovadoras
El nuevo Aqua es el primer vehículo del mundo que utiliza una batería bipolar de níquel-hidrógeno de alto rendimiento como batería de propulsión eléctrica.

En comparación con la batería de níquel-hidrógeno equipada con el Aqua de la generación anterior, la nueva batería realiza aproximadamente el doble de potencia; también ofrece una capacidad de respuesta mejorada del acelerador y permite una aceleración lineal suave desde velocidades bajas.

Además, el rango de velocidad en el que el nuevo Aqua puede operar solo con energía eléctrica se ha ampliado, lo que permite que el vehículo funcione solo con electricidad, sin encender el motor, en una amplia variedad de escenarios urbanos.

El último paquete de seguridad activa
El Aqua es un modelo diseñado para un uso frecuente en la vida cotidiana de sus propietarios, y Toyota cree que debería estar equipado con una gran cantidad de funciones de seguridad.

El nuevo Aqua está equipado de serie con la última edición de Toyota Safety Sense, que está repleto de funciones de seguridad activa de vanguardia: sus funciones de seguridad previas a la colisión cuentan con un alcance de operación ampliado, que ahora cubre los accidentes que ocurren al girar a la izquierda, o justo en las intersecciones.

El control de crucero por radar de rango de velocidad completa hace que las salidas en automóvil sean más cómodas; Lane Tracing Assist (LTA) proporciona soporte de dirección para mantener el vehículo centrado en su carril; y Plus Support controla la aceleración repentina debido a la aplicación incorrecta del pedal del acelerador.

 

 

 

La comodidad de un automóvil compacto
Al usar la plataforma TNGA (GA-B) en el mismo cuerpo compacto que antes, el nuevo Aqua logra un cuerpo de alta rigidez, un silencio excepcional y una conducción estable.

Si bien conserva el mismo tamaño de carrocería compacta, ideal para las condiciones de las carreteras japonesas, la distancia entre ejes del Aqua se ha ampliado en 50 mm; esto proporciona un mayor espacio, especialmente para los pasajeros sentados en los asientos traseros, y amplía el espacio para el equipaje, lo que resulta en una mayor comodidad.

 

 

Acerca de las baterías bipolares de níquel-hidrógeno
Toyota cree que los vehículos ecológicos solo benefician a la sociedad cuando se utilizan de forma generalizada y contribuyen a la reducción de CO 2 ; por esta razón, basándose en la idea de “introducir vehículos sostenibles en la práctica” o “introducing sustainable vehicles practically”, está desarrollando una línea completa de vehículos electrificados, que comprende HEV, PHEV, BEV y FCEV, y está acelerando los esfuerzos para ofrecer a sus clientes una amplia gama de opciones.

Desde el lanzamiento del Prius de primera generación, Toyota ha acumulado experiencia tanto en el desarrollo tecnológico como en la gestión de la calidad de baterías y sistemas híbridos; mientras tanto, Toyota Industries Corporation ha desarrollado su competencia en tecnologías de análisis para el desarrollo y evaluación del rendimiento de materiales, a través de muchos años de desarrollo de baterías para carretillas elevadoras electrificadas.

Combinando sus respectivos campos de conocimiento, las dos empresas han trabajado en el desarrollo de baterías para que puedan llevar vehículos electrificados al mercado e instalarlos lo antes posible.

Sus esfuerzos han llevado al desarrollo de baterías bipolares de níquel-hidrógeno que, en comparación con generaciones anteriores de baterías, son más compactas y capaces de generar mayores rendimientos.

Las principales características de las baterías bipolares de níquel-hidrógeno se describen a continuación.

En las baterías bipolares de níquel-hidrógeno, se aplica un cátodo a un lado del colector de corriente y un ánodo al otro; varias de estas estructuras, que se conocen como “electrodos bipolares”, se apilan para formar una batería.

 

 

En comparación con las baterías de níquel-hidrógeno no bipolares, las versiones bipolares constan de menos colectores de corriente y otras partes, lo que les permite hacerse más compactas.

Es posible apilar un mayor número de celdas en baterías bipolares de níquel-hidrógeno que en baterías no bipolares de níquel-hidrógeno del mismo tamaño.

 

 

Además, dado que las baterías bipolares tienen una mayor área de superficie activa y una construcción más simple, existe una menor resistencia dentro de la propia batería.

Esto permite el flujo de corrientes más grandes, lo que conduce a un aumento de la producción. Por poner un ejemplo, la batería bipolar de níquel-hidrógeno equipada con el nuevo Aqua tiene una potencia aproximadamente dos veces mayor * que la batería no bipolar de níquel-hidrógeno equipada con la generación anterior de Aqua.

El nuevo Aqua aprovecha el mayor rendimiento de su batería bipolar de níquel-hidrógeno para brindar una mejor capacidad de respuesta del acelerador y lograr una aceleración suave y potente desde velocidades bajas.

Además, se ha ampliado el rango de velocidad en el que el nuevo Aqua puede funcionar solo con la energía de la batería, lo que permite que el vehículo funcione solo con electricidad, sin activar el motor, en una amplia variedad de escenarios urbanos.

Deja una respuesta