Avanza aeronáutica eléctrica con avión de Rolls-Royce

Tiempo de lectura: 3 minutos

Los vuelos de propulsión eléctrica están cerca de integrarse al ecosistema de la aviación mundial gracias a los avances tecnológicos dentro de la industria.

Recientemente, la firma de automóviles Rolls-Royce puso a prueba su aircraft “Spirit Innovation” un avión 100% eléctrico el cual pudo estar en el aire durante 15 minutos.

 

 

A través de un comunicado, la firma británica señaló que el avión eléctrico en 2019 era un prototipo, pero no era capaz de volar. Esta vez gracias a su monohélice y una batería de 400 kW alimentada por 6 mil celdas de litio, pudo volar a 300 millas por hora (482 Km/h).

Spirit Innovation fue construido en colaboración con las startups Electroflight y YASA, las tres empresas señalaron que su intención no es producirlo en serie y tampoco buscan fabricar aviones eléctricos.

Su principal objetivo es desarrollar motores eléctricos para aviones y la aeronave es el primer prototipo para probar su unidad de potencia.

 

 

El avión eléctrico es parte de un programa llamado ACCEL (Acelerating The Electrification of Flight) donde el 50% de la participación es del Instituto de Tecnología Aeroespacial. Asimismo también cuenta con la participación del Ministerio de Empresa, Energía y Estrategia Industrial, y la agencia de gobierno Innovate de Reino Unido.

Por su parte, Warren East, CEO de Rolls-Royce señaló que aplicarán la tecnología de ACCEL en los productos relacionados al mercado de aviones comerciales, despegue y aterrizaje vertical eléctrico. Además, hizo énfasis que este programa es ajeno a la estrategia de desarrollo e innovación de los vehículos y cuyas acciones son propiedad de la firma BMW.

La noticia del primer vuelo de un avión 100% eléctrico llega en el momento donde la Agencia Internacional de la Energía (IEA) declaró que la huella medioambiental de la aviación es crucial.

La organización afirma que el 2,8% de las emisiones totales de CO2 a nivel mundial son ocasionadas por la industria de la aviación. Por tanto, buscar soluciones para dejar de usar combustibles fósiles es uno de los pasos más importantes hacia la transición de energías amigables con el medio ambiente.

 

 

Otras compañías como Wright Electric, también han hecho lo propio para llevar la electrificación a la industria aeronáutica. El plan de la empresa estadounidense es fabricar aviones para pasajeros con un rendimiento de hasta 2700 Caballos de Fuerza (Hp). El motor llamado 2 MW está dotado con 500 kW y puede ser escalado en cuestión de peso y potencia hasta los 4 MW.

Wright Electric explicó que es el mayor motor de propulsión eléctrica para aviones construidos hasta el momento y es 2 veces más potente en comparación a un Boeing 777X o un Airbus A380.

“Nuestra unidad de potencia es superior a cualquier otro motor de aviones comerciales impulsado con combustibles fósiles”, subrayó el CEO de la compañía, Jeffrey Engler.

Si bien, el primer desafío por parte de la industria aeronáutica es reducir el impacto en la huella de carbono, los motores eléctricos se posicionan como una alternativa para alcanzar dicho objetivo.

Al mismo tiempo, la nueva manera de suministrar energía a los aviones y el nuevo modelo promete respaldar a la aviación eléctrica a una transición hacia la movilidad sostenible.

NotiPress

Deja una respuesta