Aerogel, podría aislar el ruido de motores de aviones

Tiempo de lectura: 2 minutos

Un nuevo material increíblemente ligero descubierto por la Universidad de Bath, Reino Unido, puede reducir el ruido del motor de los aviones y mejorar la comodidad de los pasajeros.

Su consistencia es muy parecida al merengue y solo pesa 2,1 kilos por metro cúbico, lo que lo convierte en el aislante acústico más ligero jamás fabricado.

Según los investigadores, el aerogel de óxido de grafeno y alcohol polivinílico podría usarse como aislador dentro de los motores de aviones para reducir el ruido hasta en 16 decibelios.

Hoy en día, los pasajeros al estar dentro de una aeronave perciben alrededor de 84 decibeles, entre más cerca de la cabina principal, el ruido va reduciéndose.

Ante esta situación, los investigadores del Centro de Materiales y Estructuras de Bath (MAST), en su reporte publicado en la revista Nature Scientific Reports, detallaron el método para la fabricación del compuesto.

Los expertos lograron producir una densidad tan extremadamente baja mediante el uso de una combinación líquida del óxido de grafeno y un polímero.

Con ello se pudieron formar burbujas de aire batido y posteriormente, se congelaron, “es un nivel muy básico, la técnica se puede comparar con batir claras de huevo para hacer merengue”.

El material en su base es sólida, pero contiene mucho aire, por lo que no existe ningún tipo de penalización de peso o eficiencia para instalarlo en aviones y lograr grandes mejoras en comodidad y ruido.

El peso es fundamental para incorporarlo en los aviones, si se compara con un absorbente de uretano de poliéster convencional, el aerogel marca una gran diferencia.

Ello debido a que el material hecho con poliéster pesa en promedio 32 kilos, mientras que el compuesto de óxido de grafeno pesa solo el 6.6% del otro aislante acústico.

Otros estudios del aerogel realizados por los científicos de la Universidad de Bath, revelan que el material tiene otras propiedades útiles, por ejemplo, resistencia al fuego o blindaje electromagnético.

Sin embargo, el que más sobresale es la capacidad de disipación del calor, un aislamiento indispensable para proteger motores.

Cabe señalar, el enfoque inicial estaba en trabajar con socios en el sector aeroespacial para probar el material como aislante de sonido en motores de aviones.

Ahora, están explorando otros mercados para incursionar en un futuro para crear paneles en helicópteros o motores de automóviles, estiman que el aerogel podría estar en uso en un plazo de 18 meses.

NotiPress

Deja una respuesta