El nuevo 911 GT3 Cup

Tiempo de lectura: 3 minutos

Redaccion

Stuttgart.- Porsche presentó la última generación del auto de carreras más vendido del mundo: el nuevo 911 GT3 Cup.

Desde el principio de la temporada 2021, disputará la Porsche Mobil 1 Supercup, así como las Carrera Cup nacionales de Alemania, Francia, Asia, Benelux y, por primera vez, Estados Unidos.

El auto de la copa, es la primera versión de competición basada en la actual generación 992 y el primero del certamen monomarca con una carrocería ensanchada y características del Turbo.

Con una potencia de alrededor de 510 caballos (375 kW), supera en 25 CV la de su predecesor. Además, el nuevo GT3 Cup puede funcionar con combustibles sintéticos, lo que reduce significativamente las emisiones de CO2 en condiciones de carrera.

Los tiempos por vuelta del nuevo 911 Cup se deberían rebajar en un 1% a comparación de los de su antecesor, dependiendo del trazado de la pista.

 

 

La base para este nuevo modelo fue establecida en 2018. El desarrollo concreto comenzó a principios de 2019. Los principales objetivos del equipo dirigido por Jan Feldmann, Director de Proyecto, eran mejorar aún más las prestaciones, lograr un diseño más agresivo, una conducción más fácil y una mayor fiabilidad, todo ello con un menor costo de tiempo y mantenimiento.

El resultado se refleja en muchos aspectos del nuevo vehículo de carreras que, como su predecesor, sale de la línea de producción en Stuttgart-Zuffenhausen junto con las versiones de carretera del 911.

Una de las características más sorprendentes del nuevo 911 GT3 Cup es su aerodinámica optimizada y su aspecto general más musculoso, que le hacen ser aún más impresionante a primera vista. En parte, se debe a la carrocería ligera, ensanchada y con elementos del Turbo, que son utilizados por primera vez en un auto de la copa.

Con una anchura total de 1902 milímetros, supera en 28 milímetros la anchura trasera del modelo anterior y se distingue por sus entradas de aire de refrigeración adicionales delante de las ruedas.

La suspensión del 911 Cup ofrece la mejor tecnología de competición. Si bien el eje trasero permanece sin apenas cambios frente al modelo de producción, el delantero consta de doble horquilla y rodamientos Uniball, como en el 911 RSR, el modelo de carreras más avanzado de Porsche en este momento.

Gracias a ello, los amortiguadores ya no están expuestos a fuerzas laterales, sino a las propias del eje. Esto proporciona mejores sensaciones con el eje delantero del auto y hace que el comportamiento en curva sea más preciso.

Los amortiguadores también han heredado la tecnología de vanguardia de los 919 Hybrid y 911 RSR. Por otra parte, el 911 GT3 Cup monta por primera vez una dirección asistida totalmente electromecánica, lo que significa que ya no son necesarios ni la bomba ni otros componentes hidráulicos.

 

 

En cuanto al motor, el 911 GT3 Cup se mantiene fiel a su carácter atmosférico. En la versión de carreras, el motor de 6 cilindros y 4 litros refrigerado por agua desarrolla 510 CV (375 kW).

Este propulsor con lubricación por cárter seco alcanza su potencia máxima a 8400 rpm, frente a las 7500 rpm de la evolución anterior. El régimen máximo de giro se sitúa a 8750 rpm y la cifra de par máximo es de 470 Nm a 6150 rpm.

El nuevo sistema de mariposa garantiza una respuesta aún más rápida al acelerador y, junto con el escape de competición con catalizador, produce un sonido impresionante.

Hay tres sistemas de escape diferentes para elegir, dependiendo del tipo de competición al que vaya destinado, de las normativas y de los circuitos. Bosch suministra el sistema de gestión electrónica MS 6.6.

Igual que su predecesor, el seis cilindros bóxer solo necesita una revisión de mantenimiento cada 100 horas de uso.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *